¡Necesito un nuevo comienzo, no tener los vestigios de mi vida amorosa fallida reciclados para mí!

View previous topic View next topic Go down

¡Necesito un nuevo comienzo, no tener los vestigios de mi vida amorosa fallida reciclados para mí!

Post  Admin on Tue Oct 31, 2017 3:04 am

Por Stanley Collymore

Te acercaste a mí con audacia y me presentaste con confianza, después de lo cual me hablaste de forma jovial e interesante, una conversación en la que me dijiste de manera encantadora, mientras en el proceso me persuadías diestramente con toda la destreza que podías reunir para escuchar cada palabra de lo que me estabas diciendo atractivamente, y notablemente haciéndolo con toda la compostura, convicción absoluta y la sofisticación desenfrenada de un caballero incuestionablemente culta y humorístico que sorprendentemente en la elucidación pero incluso tan agradable, tranquila y seguramente sabía con una claridad perceptiblemente no disminuida y una certeza desenfrenada de lo que estaba claramente después. Luego procedí a convencerme totalmente y sin inhibiciones de que desde el comienzo, en efecto, el momento preciso en que me viste por primera vez, te volverías completamente e irresistiblemente enamorado de mí.

Y en consecuencia, si lo que sentiste por mí fueron indudables muestras de amor hacia mí, entonces, sin reservas, y sin disculpas, tu sincera súplica en relación con la forma exacta en que ambos te sientes emocional y románticamente por mí fue, con más franqueza, más categóricamente simplemente una situación combinada, en términos lógicos, de que usted sea positivo, pero a la vez descaradamente culpable de haberse enamorado profunda y apasionadamente de mí.

Sin embargo, en secreto, en el rebote de una ofensiva un tanto desagradable, malévola y controvertida - has adivinado absolutamente correctamente que era exclusivamente yo quien estaba haciendo todo lo que da en esa relación matrimonial - una emocionalmente intrascendente, la más dañina emocionalmente y una sin fallas, sometido a una adulterio serial y una pesadilla perniciosa de un matrimonio que eventualmente reuní el coraje para finalmente liberarme del divorcio de mi bruto dominado.

Y al lograrlo, mi indudable falta de confianza en sí misma se atoró a mi percepción, profundamente incrustada y una vergüenza intrínsecamente social y temerosa de que yo fuera un fracaso como esposa, lo que interpreté firmemente como mi culpa, y que previamente y en conjunto me había impedido cobardemente embarcarme legalmente en lo que de manera bastante natural y comprensible debería haber sido inequívocamente un curso de acción absolutamente factible, comprensible y de sentido común para solicitar el divorcio de este monstruo de un hombre con el que me había casado, simplemente no lo había hecho sucedió

Pero con eso finalmente hecho, y aunque la práctica desacostumbrada de ser mujer y completamente sola era todavía una novedad inquietante para mí, estaba incluso muy decidido, ya que optimistamente hice todo lo que estaba en mi poder para minuciosamente Me aseguro de esto, de que ahora estaba individualmente en libertad de hacer lo que genuinamente pensé que era lo mejor para mí y para mi futuro. Y aunque estaba plenamente consciente de la misión problemática que sería obviamente enterrar permanentemente el pasado, olvidar por completo lo que terriblemente y bastante inapropiadamente me permitía a mí mismo, mientras descartaba para siempre y sin dudas mi papel irreflexivo pero prescrito, de nombre solo confieso vergonzosamente, como esposa, aunque afortunadamente y gracias a Dios no como madre, y por consiguiente en aquellos afortunadamente escapados de las circunstancias absolutamente lamentables antes mencionadas, de manera inteligente, pragmática y afortunadamente continúe constructivamente con mi vida.

Esta es mi ambición sincera y, en esencia, lo que realmente me gustaría para las cosas en su pleno rendimiento, pero más específicamente en lo que respecta a mí mismo, aunque, en términos reales, el resultado final, estoy seguro, podría ser totalmente diferente. Escenario, en formas bastante complicadas e incluso bastante desconcertantes, desde lo que optimistamente en mis firmes esperanzas y honestas aspiraciones preferiría indudablemente e indudablemente para el eventual resultado final.

Sin embargo, aquí está usted, en efecto y claramente, algo que no debo pasar por alto convenientemente ni olvidar casualmente, un completo extraño en la realidad para mí y lo que es más el tipo de cosas intrigantes que mi corazón motivado realmente quiere escuchar, pero por el contrario Sin embargo, la cabeza claramente cautelosa es mucho más cautelosa. Y en este proceso aparentemente confuso que arroja poderosamente, podría decir honestamente, todo mi equilibrio emocional en un estado de completo desorden.

Entonces, ¿cómo se supone que honestamente debo saber, ni hablar con claridad, con precisión e indudablemente deducir con una certeza absoluta que es obvio y comprensiblemente desencadenado y efectivamente estimulado por los provocadores de mis circunstancias previas e infelices, que lo que afirmas a propósito eres tu sinceramente diciéndome no es fundamentalmente nada más que la fantasía fabricada egoístamente de una imaginación muy vívida que a su vez está acoplada con las maquinaciones autoengrandecedoras egoístas y deliberadamente inequívocas de un Lothario totalmente connivente y completamente experimentado cuya hábilmente ejecutada pero sin embargo las declaraciones halagadoras infundadas de amor eterno para mí no tienen afinidad alguna con este último ni, de hecho, conceden de manera convincente la existencia de la realidad.

Una situación que, si no la examiné detenidamente y se cuestionó seriamente, de ser necesario, con toda probabilidad, y al menos, podría ser despiadada, engañosa, intencionalmente malevolente, totalmente egoísta y, en todo esto, lo más perjudicial para mí. me empleó sin escrúpulos para devolverme a la situación totalmente insostenible que con considerable dificultad, pero aun así, finalmente logré escapar. Una situación deplorable que antes e inevitablemente me había atrapado mientras estaba atrapado impotentemente por ella me convirtió, más categóricamente, en un don nadie que también era percibido como alguien que solo merecía el mayor desprecio, y de ahí el apelativo descortés que entonces realidad y ahora en recuerdos hirientes, sigo inevitablemente con las espantosas cicatrices y, naturalmente, con mucho resentimiento.

Entonces, ¿cuál es mi pretendiente desconocido pero implacable? Y antes de que salgas con una o varias de tus respuestas glib, esta vez me gustaría que pienses cuidadosamente sobre lo que podrías querer decirme, ya que también debes tener muy presente esta genuina solicitud mía. Porque personalmente me gustaría que me brinde con franqueza una respuesta honesta y original, sea lo que sea que sea. Solo entonces puedo realmente satisfacerme por lo que has dicho u omitir de manera crucial en tu explicación si, como quisieras que yo crea, esta supuesta adoración por ti para mí es verdaderamente el comienzo de un momento brillante y significativo futuro juntos para nosotros dos. O, más posiblemente, el atractivo irresistible pero mezquino de un espejismo ilusorio y romántico que bien podría resultar inmensamente hostil para el bienestar emocional de una mujer todavía muy insegura y, por lo tanto, una mujer muy vulnerable como yo.

Inevitablemente, en algún momento u otro, la mayoría de las personas, sin importar quiénes sean, cuáles sean sus orígenes raciales o étnicos, independientemente de sus puntos de vista religiosos, agnósticos o ateos, qué hacen o no hacen para ganarse la vida, sus identificaciones personales clase, antecedentes sociales o educativos; sus lealtades políticas arraigadas o ninguna, el poder o la influencia que ejercen o más que la manipulación no manipulada a la que fácilmente se subvierten, cuán grotesca y afectuosamente ricos o generalmente patéticamente y miserablemente pobres que resultan ser; cuán inmaduros son jóvenes o viejos, cuál es su nacionalidad de nacimiento o adquirida posteriormente, el estado sólido o no de su salud y vida cotidiana, o en qué parte del mundo eligen o están obligados a vivir, ya sea que estén encarcelados prisión o en libertad de vivir y llevar su propia vida como mejor les parezca, infelizmente e incluso emocionalmente destructivos para ellos, se encontrarán románticamente despreciados por al menos uno o posiblemente incluso varios futuros amantes y así estarán más o menos en el despreciativo final de un amor que ambos se han ofrecido voluntaria y libremente a otra persona, pero que a cambio se rechaza rotundamente, ya que, de la misma manera, no se ha reprogramado.

Bueno, hay un dicho general que dice que no hay que tener en cuenta el gusto personal y, en medio de las vicisitudes de la vida cotidiana, cuando se trata de factorizar las apuestas amorosas, esta perogrullada no podría ser más aplicable de lo que ya es. Y no es sorprendente en esta ecuación de amor cómo cada individuo afectado reacciona específicamente a su rechazo romántico que a su vez depende de una serie de factores tangibles e imperceptibles.

Por ejemplo, hay quienes usarán las consecuencias de su rechazo, por doloroso que sea, para repensar de manera juiciosa y sensata su enfoque personal de todos los asuntos románticos futuros que se involucren directamente y luego usar la información que han recopilado y al análisis se llega a ellos como una plataforma apropiada para construir más sólidamente para sí mismos qué es exactamente lo que realmente quieren de la vida en términos de romance, y habiéndose asegurado de que, en consecuencia, continúen con ello.

Otros, sin embargo, tienden a detenerse excesivamente en su rechazo y como consecuencia de eso se convierten en personas amargas y retorcidas por el resto de sus vidas. Sin embargo, hay quienes, por reflexión, ven su rechazo como un escape providencial para ellos y agradecen agradecidos a sus estrellas de la suerte por la situación forzada que en el momento en que fueron ubicados. Pero desafortunadamente habrá quienes se encuentren totalmente desanimados en lo que les sucedió a ellos buscarán la liberación de su vergüenza y vergüenza percibidas matándose a sí mismos.

Luego hay otra categoría de personas obsesionadas por un sentido manifiestamente delirante de su propia importancia egoísta y la noción perversa de cómo alguien se atreve a hacer algo como esto ante mí, se lanzará malévolamente por el resto de su vida patética para vengarse . Y plantea la pregunta obvia, para mí de todos modos, ¿a cuál de estas categorías, o ninguna de ellas, te consideras perteneciente? O tal vez eres una de esas criaturas androides totalmente desprovistas de todo sentimiento emocional. Y el Homo sapiens característicamente sensible y sensato entre nosotros conocerá intuitivamente los tipos de individuos a los que me refiero específicamente.

Porque rutinariamente los observamos a diario de forma injustificada, incompetente, corrupta y criminalmente ocupando nuestros supuestamente democráticos, pero sabemos lo contrario, parlamentos, otros foros institucionalizados de poder e influencia y efectivamente postulándonos no solo como parlamentarios, sino aún más serio y preocupantemente tan como primeros ministros, ministros del gabinete e incluso presidentes de nuestros respectivos países.

De manera desproporcionada, debe afirmarse convincentemente, a sus números reales en la población mucho más amplia que comprende significativamente a los Homo sapiens y que estos alienígenas han manipulado y controlado, mientras que ridículamente y de manera controvertida, si no fuera tal sangrienta materia seria, atribuyéndose el falso epíteto de las "élites privilegiadas". Entre los que a menudo me pregunto? ¡Y hasta ahora no he podido discernir ni una respuesta clara ni convincente a este enigma idiota de los suyos!

Admin
Admin

Posts : 879
Join date : 2012-11-03

View user profile http://collymore.forumotion.co.uk

Back to top Go down

View previous topic View next topic Back to top

- Similar topics

 
Permissions in this forum:
You cannot reply to topics in this forum